¿Por qué un militar no debería de ser un Secretario de Seguridad Pública?

  • Formación militar
  • Falta de trato digno hacia subordinados no militares
  • Clasificación Jerárquica de las fuerzas militares
  • Aspectos Legales
  • Uso gradual de la fuerza
  • Falta de sensibilidad
  • Estrategias ineficientes

 

Formación Militar

La propia Secretaría de Educación Pública define en sus “Notas sobre el sistema educativo militar” [1]

“El Sistema Educativo Militar es el conjunto de Instituciones Educativas que imparten conocimientos castrenses de distintos propósitos, tipos y niveles y modalidades, condicionados a una filosofía, doctrina e infraestructura militares
propias del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.”

Basta leer ese documento oficial para concluir que la formación militar es reactiva y enfocada a confrontaciones bélicas con al menos un enemigo claro y bien definido.

El párrafo anterior es reforzado con la siguiente declaración anónima por parte de Mandos Militares en una entrevista para el Periódico la Jornada, en Abril 2010 [2]

“El Ejército no fue creado ni se le entrena para combatir a la delincuencia común, y el crimen organizado se está convirtiendo en delincuencia común.”


Falta de trato digno hacia subordinados no militares

En términos generales y con sus debidas excepciones un mando militar retirado no tiene respeto por subordinados que no sean de extracción militar. Una posible causa seria que no tienen la formación militar ni han sufrido la capacitación castrense y por tanto no son dignos de respeto.

En diversas entrevistas los Generales han dejado ver su desdén a las corporaciones policiacas, el siguiente párrafo debe ser analizado con gran detenimiento:

Demandan que se les mantenga el fuero, para no ser juzgados “como a cualquier policía” [2]. Y precisamente este aspecto (legal) será tratado más adelante.

El propio General de División Retirado Rigoberto Castillejos Adriano (fue oficial mayor de la SEDENA, comandante de la segunda Zona Militar y de la segunda Región Militar), considera entre otros aspectos uno fundamental:

“evitar cualquier puesto relacionado con la seguridad pública, ya que esto puede ocasionar la pérdida del prestigio que se logró acumular durante su carrera o que ponga en riesgo la integridad física” [3].


Clasificación Jerárquica de las fuerzas militares

Del mismo documento [1], en su página 30 se puede obtener una referencia sobre la jerarquía de las fuerzas militares (ejercito y fuerza aérea, armada de México): Mandos, Jefes, Oficiales y Clases o Tropa.

Para los militares, el respeto a la jerarquía es de suma importancia y es considerada base de todo aspecto castrense.

¿Qué tan importante es el concepto de obediencia para los militares? El Artículo 6 de la “LEY DE DISCIPLINA DEL EJÉRCITO Y FUERZA AÉREA MEXICANOS” [4] nos proporciona una idea clara:

“ARTÍCULO 6.- En caso de extrema necesidad, en actos del servicio, el superior podrá servirse de sus armas o de la fuerza a su mando para obtener obediencia a sus órdenes o mantener la disciplina.”

Los militares retirados NO SON LA EXCEPCIÓN.

De acuerdo con una tesis que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), los militares de dicho rango que están en situación de retiro y que portan armas de uso exclusivo del Ejército no incurren en un delito.”

[5] “Los generales, jefes y oficiales del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México que se encuentran en retiro pueden portar armas de uso reservado sin necesidad de contar con una licencia para este fin y sin importar si
visten o no como civiles.

[6] “Portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército, armada y fuerza aérea mexicanos. No se configura ese delito cuando se trata de militares en situación de retiro, cuyo rango sea general, jefe u oficial”

De las dos referencias anteriores se puede interpretar claramente que un militar sigue siéndolo aún cuando se encuentre en una situación de retiro.

¿Qué interpretación puede tener el párrafo anterior?

Que un Militar Retirado, siendo Secretario de Seguridad pública debe respetar y hacer respetar la estructura jerárquica castrense, dando cabida a la posibilidad de desobedecer una orden directa del Presidente Municipal o del Gobernador Estatal, exceptuando posiblemente que éstos a su vez sean también militares retirados y además con un rango superior.

 

Aspectos Legales

Un mando militar conoce profundamente la normatividad militar, pero generalmente carece de formación legal civil y penal. Ordena acciones atendiendo su formación y experiencia, sin embargo, sus subordinados NO están sujetos a las mismas leyes con las que las estrategias militares fueron planteadas.

El fundamento constitucional del Fuero Militar o de Guerra (sinónimo para efectos prácticos), constituye la única excepción al principio de igualdad ante la ley, consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en donde claramente se afirma que nadie puede ser juzgado por leyes privativas ni por tribunales especiales (Artículo 13).

Expresamente, en el mismo artículo, la Constitución prevé la subsistencia del Fuero de Guerra para los delitos y faltas cometidos contra la disciplina militar, aclarándose que en ningún caso y por ningún motivo, los tribunales militares podrán extender su jurisdicción sobre personas que no pertenezcan a las Fuerzas Armadas, además que se señala enfáticamente que cuando en un delito o falta del orden militar estuviere complicado un paisano, conocerá el caso la autoridad civil que
corresponda.

Independientemente del tipo de delito que un militar cometa, amparado por el artículo 57 del Código de Justicia Militar, siempre será juzgado por un tribunal militar [7].

Aunque es arista de otro tema, De acuerdo a Human Rights Watch, la justicia militar en México no funciona [8].

 

Uso gradual de Fuerza

En la jerarquía castrense, los soldados son adiestrados de manera distinta a los policías y su preparación es para el ataque y no para la disuasión

“El Ejército no fue creado ni se le entrena para combatir a la delincuencia común, y el crimen organizado se está convirtiendo en delincuencia común.” [2]

Un Mando militar elabora estrategias de acción coherentes con su formación. Si llegase a pasar un evento desafortunado a consecuencia de alguna estrategia militar aplicada al ámbito policiaco tenemos que no podrá ser juzgado por civiles [9]; Mientras que los elementos operativos (policías) si podrán tener responsabilidades civiles y penales.


Falta de sensibilidad

Si definimos sensibilidad como la habilidad para determinar el estado del ambiente que rodea a determinada entidad o individuo, podríamos enumerar diversos aspectos relacionados con la Secretaria de Seguridad Pública y Transito Municipal, como por ejemplo:

• Sensibilidad de las exigencias de la ciudadanía.
• Sensibilidad hacia los medios de comunicación.
• Sensibilidad hacia subordinados no militares.
• Sensibilidad hacia aspectos criminalisticos, contemplando faltas administrativas, delitos del fuero común y delitos del fuero federal.

Un militar de carrera para poder lograr una posición de Mando, debe invertir de 30 a 50 años de su vida (según aptitudes y méritos) [10], de los cuales gran parte de ellos son encuartelados preparándose para los diversos exámenes. ¿Con qué facilidad pueden desarrollar las habilidades de sensibilidad listadas anteriormente?

 

Estrategias ineficientes

Si definimos de manera genérica el concepto de Estrategia como [11]:

“Una estrategia es el conjunto de acciones que se implementarán en un contexto determinado con el objetivo de lograr el fin propuesto.”.

Resaltemos que una estrategia depende completamente del contexto que se les dé.

Todas las estrategias militares tienen tres aspectos principales:

• Es reactiva
• Enfocada a confrontaciones bélicas
• Con al menos un enemigo claro y bien definido

Por otro lado las estrategias policiacas son mas complejas y difíciles de determinar, requieren de mayor planeacion y es complicado agruparlas a moldes genéricos debido al amplio espectro considerado; además de que raramente el enemigo es claro y bien definido.

 

REFERENCIAS:
[1]
Notas sobre el sistema educativo militar
www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/95505/1/06notasmilitar.doc

[2]
Periódico La Jornada
Lunes 19 de abril de 2010, p. 5
http://www.jornada.unam.mx/2010/04/19/index.php?section=politica&article=005n1pol

[3]
Mi experiencia como retirado
General de División Rigoberto Castillejos Adriano
Revista del Ejército y Fuerza Aérea
Mexicanos. Época IV, año 102, Enero de 2008. Pag. 72

[4]
LEY DE DISCIPLINA DEL EJÉRCITO Y FUERZA AÉREA MEXICANOS
www.sedena.gob.mx/pdf/leyes/ley_disciplina.pdf

[5]
Militares retirados podrán portar armas
El Universal
Jueves 12 de febrero de 2004
http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=203367&tabla=notas

[6]
Suprema Corte de Justicia de la Nación
No. Registro: 168,612
Jurisprudencia Materia(s): Penal
Novena Época
Instancia: Primera Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXVIII, Octubre de 2008
Tesis: 1a./J. 54/2008
Página: 223 (página 4 del siguiente PDF)
http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Documents/Desafio%20Juridico%202T/Programa3/P3-Penal.pdf

[7]
CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR
www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/4.pdf

[8]
La justicia militar en México no funciona: informe de HRW
Periódico La Jornada
Jueves 30 de abril de 2009, p. 55
http://www.jornada.unam.mx/2009/04/30/index.php?section=sociedad&article=055n1soc

[9]
Militares en labor policiaca que cometan violaciones no serán juzgados por civiles
Periódico La Jornada
miércoles 29 de agosto de 2007
http://www.jornada.unam.mx/2007/08/29/index.php?section=politica&article=018n1pol

[10]
LEY DE ASCENSOS Y RECOMPENSAS DEL EJÉRCITO Y FUERZA AÉREA MEXICANOS
www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/doc/22.doc

[11]
Definición de Estrategia

http://www.definicionabc.com/general/estrategia.php