"Edgar, por qué sigues siendo mi amigo?", no lo sé, la verdad no me habia preguntado eso y no es bueno que me hayas cuestionado al respecto.
 
Se llega a un posible punto de inflexión en donde aceptas a las personas como son, o las rechazas, pero qué tanto se esta dispuesto a aceptar?, obviamente nadie es perfecto, todos tenemos esos "detalles" que pueden ser molestos a los demás, pero a veces esos detalles son lo suficientemente notorios, que es dificil dejarlos pasar.