Lo vi,
me vio,
nos vimos,
fueron los 3 segundos más largos de mi vida,
ese momento quedó congelado.
 
Lo único que pude pensar fue:
"Ya vali madres".
 
Yo hago el primer movimiento..
giro, corro desesperadamente esos 5 metros de
separacion entre salvar mi pellejo (literalmente)
o ser comida para perro..
 
Habia una esquina, que bueno que era azulejo el piso,
estupido can, se resbalo y se estrello con
la puerta del cuarto de enfrente, eso me dio los
milisegundos necesarios para escurrirme por una abertura
que hoy dia no me explico cómo es que mi humilde humanidad
pudo pasar por allí.