Hay veces que quisiera agarrar el mundo
y estrujarlo, desbaratarlo.
 
Hay veces que quisiera gritar, hasta quedarme sin aliento.
Hay veces que el mundo es inmundo
y el sol quema demasiado.
 
Hay veces en las que desearia mandar todo, todo lejos de mi.
 
Si hasta el paraiso aburre.
 
Y eso no significa mucho,
no significa nada.
 
Hastiado de sentirme cuento repetido.
 
D4®|< 5©®!þ73® Abril 2006