Las cosas ya no estaban bien desde años atras, pocas veces habiamos pasado la navidad con mi padre, siempre él por su lado y nosotros por el nuestro.
 
Pero ese año todos queriamos que las cosas funcionaran, o al menos nosotros estabamos dispuestos.
Nuestros familiares (ti@s, prim@s) en Guadalajara nos rogaron que fueramos con ellos en noche buena, avisamos que ese año no iriamos, que la pasariamos con él.
 
24 de Dic, 11 pm, la cena estaba lista, mis hermanos, mi mamá y yo en casa, nos llama por teléfono, fue una llamada breve, seca, típica de él: "No iré, nos vemos en la semana, saludos a todos". Ni una disculpa, ni una explicación.
 
En ese entonces yo tenia una Jeep Wrangler mod 85 (que tiempo después me quito, porque era de él), pero ya era demasiado tarde para irnos a Gdl.. si tan solo nos hubiese llamado un par de horas antes.
 
Esa fue la última oportunidad (la última de muchas oportunidades). En Enero iniciamos los trámites de divorcio.
 
Hoy en dia, 2005, estamos bien, estamos estables, nos hemos demostrado que podemos vivir sin su dinero, porque su presencia jamás la tuvimos.
 
Él tiene su nueva familia (a mediados del 2005 se volvio a casar).
El otro dia, mi hermano menor (21) me pendejeó, me dijo que deje ir el pasado, creo que tiene razón, me cuesta trabajo dejar el pasado, es uno de mis propositos de cambio en este año que iniciará.
 
Aunque soy católico no practicante, me gusta la Navidad, me parece la excusa perfecta para llamarles a mis seres queridos y decirles lo importante que son para mi, un evento que permite que estemos juntos como familia.