Estaba rodeado de gente, a pesar de que no los conocía, sabia que eran importantes. Me pasaron al estrado, encima de un libro recite las palabras: "juro solemnemente luchar sin descanso contra la injusticia y la maldad", en eso me desperte casi cagandome de risa, ni yo mismo me la crei, ni en mis más retorcidos sueños.
 
Prefiero tener sueños  más normales, o más seguido humedos.. jajajajjaja
 
 
D4®|< 5©®iþ73®   Dic 2005